Luego de 5 meses de formación, desarrollo y potenciamiento de proyectos vinculados a la preservación del medioambiente, economía circular, agricultura sostenible o inclusión e identidad de género, el programa Desafíos de Sostenibilidad premió a las 5 mejores iniciativas de Tarapacá, para el desarrollo e implementación de los emprendimientos.

La participante de Alto Hospicio, Juana Palape, con su proyecto “Libretas Compostables Germinables”, fue la ganadora de la segunda versión del programa Desafíos de Sostenibilidad, una iniciativa organizada por El Puerto Cowork, SQM, Fundación La Semilla y Fundación Factor de Cambio.

Tras una revisión de 61 proyectos postulados, fueron 16 los finalistas de Iquique, Alto Hospicio, La Huayca, Pozo Almonte, La Tirana, Matilla, Pintados, y Pica, que llegaron a la ceremonia de defensa de proyectos.

Luego de una ronda de Pitch, el jurado integrado por la directora regional de Corfo, Catalina Cortés; el director regional de Sercotec, Guillermo Vicentelo; el profesional de la División de Fomento e Industrias del Gobierno Regional, Joshua Langenegger; el encargado de Fomento Productivo de SQM, Alejandro Fernández; y Franklin Zepeda, fundador de Ecofiber, empresa ganadora de la primera versión de los Desafíos de Sostenibilidad, fueron quienes definieron a las cinco mejores propuestas regionales.

El quinto lugar fue para para el proyecto “Elaboración de Madera Plástica”, de Marisol Acuña (La Huayca), quien obtuvo 1 millón de pesos. El cuarto lugar fue para “Dispensadores Ecofriendly”, de Rocío Bertin (Iquique), quien ganó 2 millones de pesos. El tercer lugar lo obtuvo “Lombricultura en el oasis de Pica”, de Lucero Callpa (Matilla), con 3 millones de pesos. El segundo lugar fue para “Cultivando mis aprendizajes, mejoro mi salud”, de Juan Luengo (Iquique), por 4 millones de pesos, y el primer lugar fue para “Libretas Compostables Germinables”, de Juana Palape (Alto Hospicio), con 5 millones de pesos.

Alejandro Fernández, encargado de Fomento Productivo de SQM, declaró “para nosotros es muy importante generar instancias que se sumen a la sostenibilidad y poder apoyar a las y los emprendedores a desarrollar estrategias y modelos de negocios, a través de la asesoría y el financiamiento para su capital de trabajo. Estamos muy contentos con lo sucedido en Tarapacá, no solo por la alta participación, sino por el interés en el tema social y medioambiental”.

Héctor Anabalón, director de El Puerto Cowork, destacó la calidad de los proyectos presentados y el deseo de los habitantes de Iquique y El Tamarugal de mejorar su entorno. “Hemos descubierto, por efectos de este trabajo de más de cinco meses en la región, a hombres y mujeres con ganas de abordar problemáticas que tienen en su territorio y se han puesto a disposición de un programa que les ha permitido ir mejorando su trabajo”.

Además, invitó a todas las personas que quieran hacerse cargo de las necesidades sociales y medioambientales de la zona, a pensar en nuevas soluciones para una futura versión del programa Desafíos de Sostenibilidad.

Proyectos ganadores

La ganadora del primer lugar, Juana Palape, explicó que su propuesta es una innovadora manera de reutilizar los desechos de papelería tradicional. “Consiste en reciclar papel para fabricar libretas incorporando semillas, para que una vez utilizadas, en vez de desecharlas, se puedan plantar y transformarlas en un vegetal, como lechuga, rabanito y otros”.

La creadora del proyecto “Libretas Compostables Germinables”, expresó que haber participado en esta iniciativa “fue una experiencia maravillosa. Llevo varios meses desarrollando esta idea, de manera 100% artesanal y hemos podido dar un vuelco a la papelería tradicional”.

El profesor del Colegio Deportivo de Iquique, Juan Luego, ganador del segundo lugar, explicó que su propuesta “Cultivando mis aprendizajes, mejoro mi salud” trata de entregar mejor educación a los estudiantes mediante la técnica de agricultura hidropónica. “Esto tiene también un factor social, ya que estoy en un colegio con altos índices de vulnerabilidad, por lo que buscamos llevar alimentos producidos por los propios estudiantes a sus hogares, para que puedan consumirlos junto a su familia”.

“Lombricultura en el oasis de Pica”, fue el proyecto que obtuvo el tercer lugar. Su creadora, Lucero Callpa, afirmó que esta iniciativa busca producir humus de lombriz, recopilando los desechos orgánicos en puntos de mayor acopio y llevarlos a su predio agrícola para poder procesarlos a través del compostaje, gracias a un sistema de crianza de lombrices a gran escala. “Nuestra propuesta no solo abarca producir un fertilizante, sino también brindar un servicio de experiencia educativa y de aprendizaje en donde puedan venir a conocer las instalaciones y aprender cómo es el proceso de producción del humus”, agregó la emprendedora.

Rocío Bertin obtuvo el cuarto lugar con su idea “Dispensadores Ecofriendly”. La líder de este proyecto explicó que se dedica a fabricar e instalar biodispensadores para productos de limpieza a granel, buscando disminuir residuos plásticos, ya que según su experiencia “nos dimos cuenta que hay mucho descarte de productos desechables. Esperamos poder llegar a cada empresa, a cada edificio con un ecodispensador y ayudar al medioambiente”.

El quinto lugar fue para Marisol Acuña, de La Huayca. Su proyecto, “Elaboración de Madera Plástica”, busca dar un nuevo uso a los plásticos desechados, elaborando un sustituto de la madera que pueda ser usado en sectores de construcción, mobiliario urbano e industria.

“Fue una experiencia muy buena, porque además de recibir conocimientos y apoyo tuve contactos con otros emprendedoras de la región. Conocí mujeres muy power, con las que haremos algo en conjunto para seguir en el camino de la sostenibilidad”, declaró Marisol.

Cabe consignar que Desafíos de Sostenibilidad es un programa que abarca las regiones de Tarapacá y Antofagasta, con talleres presenciales y online en sostenibilidad, economía circular, modelos de negocios, presentación de pitch, asesorías personalizadas y premios finales para cada territorio.

Posterior a la premiación, se abre un nuevo programa para todos los finalistas, “ADN Sostenible”, en el cual se apoyará a todos quienes presentaron sus proyectos en el evento final de los Desafíos de Sostenibilidad, para fortalecer sus iniciativas y buscar nuevos fondos de financiamiento que permitan el desarrollo comercial de sus propuestas.