Restaurant “Don Benja” de Quillagua: adaptándose en tiempos de pandemia

Todos los días a las 7:00 am el Restaurant “Don Benja” abre sus puertas en Quillagua. Poco rato después, comienzan a salir los aromas de las diversas preparaciones que Gloria Palape (dueña del restaurant) junto a su familia, realizan tanto para el desayuno y almuerzo que ofrecerá a los distintos comensales, principalmente trabajadores de las faenas aledañas y turistas de paso por la zona.

Poco más de 10 años de funcionamiento tiene este restaurant, testigo de un trabajo de sol a sombra y prácticamente sin descanso. No obstante, el año 2020, producto de la pandemia, debió cerrar sus puertas durante 8 meses, lo que significó no sólo una merma económica, sino también de clientes.

“Gracias a Dios salí adelante y no me enfermé con la pandemia. Mi restaurant tiene patente y permiso sanitario, pero ha llegado harto clandestino acá. Esa ha sido mi principal dificultad, como tuve que cerrar, muchos han venido a vender comida sin ningún tipo de permiso y me quitaron clientela. Pero a nadie le falta Dios, porque el señor me manda bendiciones e igual tengo clientes”, señala Gloria Palape, dueña del restaurant.

PAR Pampa Salitrera

El año pasado, en uno de los momentos de mayor incertidumbre sanitaria y económica de la pandemia, la empresaria postuló con un proyecto de comida rápida al Programa de Apoyo a la Reactivación “PAR – Pampa Salitrera” de Corfo Antofagasta, quienes cofinanciaban un porcentaje del proyecto, y los recursos faltantes eran aportados por una alianza generada entre El Puerto Cowork de SQM, Minera Antucoya de Antofagasta Minerals, Atlas Renewable Energy, Cerro Dominador, Fundación La Semilla y TSGF.

“El proyecto que obtuve por el Programa PAR es de comida rápida, para hacer completos y churrascos, así la gente pasa a comprar y se va altiro a su auto”, señala la empresaria, quien ya ha estado presente en algunas charlas online de este programa, en temáticas de administración de negocios.

Gracias a su espíritu de superación y a la obtención de distintos fondos públicos y privados, su proyecto ha salido adelante: “En Quillagua partí sola con este negocio, yo misma hacía pancitos para unos pocos clientes. Así inicié actividades ante el SII, pero me costó mucho conseguir el papel sanitario”, indica.

“Comencé con un local pequeño, y en la actualidad mi restaurant tiene capacidad para 70 personas”, señala Gloria Palape, quien cuenta además que tiene en mente la construcción de una hostal en el segundo piso del restaurant.

Ya lo sabe: si usted pasa por Quillagua, no dude en acercarse al Restaurant “Don Benja”, que lo deleitará con su exquisita comida casera como porotos, chancho asado al horno con arroz graneado, papas a la huancaína, cazuela, guatitas, arvejado de pollo, carbonada, entre otros, y prontamente con uno de sus proyectos estrella gracias al apoyo del Programa “PAR – Pampa Salitrera”, de completos y churrascos al paso.

Shopping Basket